Wednesday, February 20, 2008

Flash back



De cuando RIPstein tenía algo de talento

El Imcine y el CONACULTA, de un tiempo para acá, vienen poniendo en circulación algunos DVDs de clásicos del cine mexicano, específicamente algunos títulos pertenecientes a la década de los setenta. Algunas obras han envejecido con bastante pena, otras, desde la perspectiva que ofrece el presente se evidencian como piezas sobrevaloradas en su momento. Muy pocas logran mantener el interés que tuvieron en sus orígenes; tal es el caso de Cadena perpetua (México, 1978). Se trata de una propuesta bien lograda e interesante que demuestra que Arturo Ripstein alguna vez tuvo algo de talento y que su actual mancuerna con la guionista Paz Alicia Garcia-Diego sólo lo ha convertido en un cineasta pretencioso, monotemático y aburridísimo (tanto como el resto de su generación). Posterior a su clásico insuperable –por él mismo- El lugar sin límites (México, 1977) y basada en la novela Lo de antes de Luis Spota, Cadena perpetua muestra el recorrido urbano de un delincuente (carterista para más señas) en su intento por alcanzar su integridad, su redención y su boicoteado esfuerzo por cambiar su forma de vida. A través del personaje central (interpretado con patética gracia por Pedro Armendáriz Jr.) Ripstein y su co-guionista Vicente Leñero, estructuran un curioso ejercicio de film noir, cine negro que encaja perfectamente en nuestro contexto. Actualizando y “mexicanizando” el género, la película exhibe de manera afortunada los mecanismos de la corrupción en lo social y su reflejo en lo individual. Así, la cadena perpetua del título hace alusión al círculo vicioso que envuelve al personaje y en el que descubre que las buenas intenciones, dentro de un sistema como el nuestro, mezquino, descompuesto, automáticamente se invalidan. Cadena perpetua tuerce la moraleja del género: es la historia de un delincuente que a punto de alcanzar su regeneración se arrepiente convencido de que el crimen seguirá pagando por los siglos, de los siglos...Una de las pocas rareza dentro de una filmografía bastante pero bastante irregular, la de Ripstein.
(José Abril)

5 comments:

Luis Ricardo said...

Me presento. soy Ricardo y me llamó la atención la dirección de tu blog, muy afortunada. También me gustó que escribes bien y que no te tragas la infamia Ripstein. Ojalá tuvieras el Ficco a dos horas como yo.

Sam_Loomis said...

De Ripstein nomás he visto "Profundo Carmesí" y me gustó mucho. A ver si luego me aviento otra para ver que onda.

Saludos

el ojo en la cerradura said...

Luis Ricardo: Gracias por el comentario...Y eso de recordarme que estoy a 32 horas (en Camión) y 2 carísimas horas (en avión)de la FICCO, fue algo muy ingrato, jejeje. Saludos!

Sam Loomis: mmm Profundo Carmesi...mejor te recomiendo que veas Honeymoon Killers, esa sí es una joyita que aborda el mismo asunto. De Ripstein te recomiendo El lugar sin límites...y La ilegal, una de las mejores comedias involuntarias que ha dado el cine mexicano...Por cierto, no siguieron realizando más episodios de Jason, en la escuela?

Sam_Loomis said...

Jajaja no ya no, al profe no le gustan "de terror porque dan risa". Pero hicimos uno interesante fusilandonos cosas de I am Legend e historias por estilo pero con bajísimos recursos. Ah, y sobre Honeymoon Killers, la buscaré... ¡no ha visto la versión más nueva de esa historia? se llama Lonely Hearts (Amores Asesinos) y sale el John Travolta, a mi me gustó.

Saludos profe

Carlos Reyes said...

Lo queremos de vuelta!

Pues tambien diria que Profundo Carmesi es su mejor cinta.