Thursday, March 23, 2006

Q: Are we not men?/A: We are..!


Be like your ancestors
Or be different
Devo





¿Quién se acuerda de Devo? Es probable que muy pocos, por no decir nadie. En los años que corren donde el revival esta a la orden del día nadie se ha preocupado por homenajearlos, no han sido motivo de disco-tributo alguno, nadie les ha propuesto un reencuentro para sacarle plusvalía a la nostalgia y nadie se preocupa por hacerlos tema de tertulias musicales en encuentros improvisados. No nos incomodemos tanto: tal vez ese carácter efímero era parte de su muy peculiar proyecto artístico. Y es que a primera vista y oída Devo parecía ser un grupo que no se tomaba en serio, una broma musical de una pandilla de freaks salida de alguna ocurrencia cinematográfica de Ed Wood, tan naif como para generar la irritación y el desconcierto de una generación atenta a la agresividad punk.

Tampoco hay que dejarse llevar por las apariencias; en una ocasión un crítico recordaba a Devo más como un grupo de artistas que como una banda de rock, y, efectivamente, Devo siempre fue a lo largo de su muy corta existencia una banda conceptual, una propuesta de avanzada, incomprendida en su momento (los setentas y los primeros ochenta), y desconcertante en el desparpajo de su apariencia, de su actitud en escena.

Parte fundamental de ese concepto fue la imagen; precursora del videoclip, la banda desde sus inicios, la primera de caracter multimedia y en hacer uso no sólo de sus instrumentos, también del cine y del entonces naciente video, concebía sus discos como el soundtrack de sus muy originales propuestas audiovisuales, portadoras ellas de un iconoclasta universo que mezclaba la literatura de H.G. Wells, la ciencia ficción serie B y su estética kitsch, el espíritu dadaísta y el humor.

Un recordatorio de quién/qué fue Devo y qué fue lo que los hizo tan peculiares es Devo: The complete truth about de-volution, un dvd de reciente aparición donde se reúnen todos esos trabajos músico-visuales. El dvd incluye desde clásicos ya muy conocidos como Whip it (polémico videoclip por sus sugerencias sadomaso), Freedom of choice o la reinvención – que no cover- de Satisfation de los Stones, hasta cortes menos conocidos, prácticamente inéditos, como la grandiosa Mongoloid, en versión demo (mucho mejor que la de estudio producida por Brian Enno), con un formidables montaje de imágenes retro, e In the beginning was the end: the truth about de-volution, delirante videoclip que había sido concebido como un cortometraje musical libremente inspirado en La isla de las almas perdidas de Wells, que sirvió como tarjeta de presentación del grupo. El material ofrecido es bastante disfrutable (nostálgicos o no), manifiesta ese carácter extrañamente lúdico e imaginativo del grupo… pero, siendo realistas, es un material que ha envejecido bastante – ¿Qué vanguardia no envejece rápidamente?-. Eso sí, algo es irrebatible: aun vistos y escuchados hoy, con todo y las facturas que el tiempo les haya pasado, los Devo siguen siendo atípicos, bizarros, sin parangón. Únicos. (José Abril)


6 comments:

oscar said...

Pi y Transituacional

domingo 2 de abril a las 8pm
bar gatopollo: guerrero no.9 esq. con blvr rodríguez (atrás del all stars, antes rendez)
entrada libre, mayores de 18 años. (venta de cerveza indio)
grabación en vivo a cargo de gustavo glauss.

una producción de néctar

el ojo en la cerradura said...

Gracias por la invitación...ahí estaremos

La Fran said...

...a ver, a ver, platiquen más de ese antro, podemos ir todos?.

atte.
La acoplada.

oscar said...

pueden ir todos, es un bar cervezero y con alitas de pollo. servirá de foro para conciertos. lo inauguran el jueves pero lo del domningo es su primer evento.

Lilia said...

yo sí me acuerd o

PATTONX said...

ignorante como puedes decir "CORTA TRAYECTORIA " te parece poco de fines de los 60 a principios de los 90 , se nota que copias y pegas en tu blogs,y copias mal!!!!

eres un ñoño de primera!