Tuesday, October 28, 2008

Top 10 de escenas terroríficas: 5

MÁS NEGRO QUE LA NOCHE: MUERTE EN LA BIBLIOTECA



El cine mexicano tuvo en Carlos Enrique Taboada quizá el único director capaz de manejar las claves del género de terror con seriedad e inteligencia. Suyas son pues las contadas películas de este género que en México pudieron verse sin que el efecto en el espectador –el miedo- fuera contrario al que comúnmente se demanda en esa suerte de contrato de complicidad que se firma al sentarse frente a la pantalla. Y si bien hoy en la mayor parte de sus películas –de terror, reitero, pues Taboada no sólo se dedicó a ello- se perciba cierto maltrato por parte del paso del tiempo, aún puede apreciarse en ellas lo que en su momento las hacía especiales, impactantes…terroríficas, pues, aunque hoy lo de terrorífico a algunos les parezca una exageración: el valor dramático de los espacios (interiores y exteriores) y una capacidad enorme para generar atmósferas que, como decía Lovecraft, es el elemento principal para un buen relato de terror.
Aunque Veneno para las hadas (1984) es oficialmente su última obra de terror, no es –para mi gusto- su última gran película. Este lugar le corresponde a Más negro que la noche (1974). La primera, indudablemente interesante, es una aproximación mucho más distanciada- y por lo mismo reflexiva- a los tópicos de ese género que tanto atraía a su director, una obra que apostaba por la experimentación formal y el ejercicio de estilo como una forma de romper con el clasicismo que él mismo había utilizado en sus obras anteriores. Sin embargo, la segunda es una obra más pura genéricamente hablando, más tópica.
Más negro que la noche no es una película perfecta, hay que decirlo. Y sus fallas, que no son ni tantas, no se deben precisamente al paso del tiempo. Pero digamos que ese transitar de Taboada como director en esa línea mediadora entre los defectos y las cualidades, es lo que la hace especial aún vista en la actualidad. La película adolece de unas actuaciones bastante torpes (sobre todo la de Cirugía Méndez, jovencísima entonces, mala actriz por siempre) que no niegan su origen telenovelero, unos diálogos tremendamente camp (“Usted piensa que una chica moderna como yo deba creer en fantasmas” / “ ¿Sabes lo que hace que a una se le pare el corazón?” - ¿pre-almodovorianos?) y un desarrollo demasiado elíptico, que avanza a brincos pasando por alto la evolución dramática de los personajes. Pero la película gana en no pocas cosas: una violencia hasta entonces ausente en las películas de terror de Taboada, un aprovechamiento de esa casona vieja que adquiere un peso tan fuerte como un personaje, el uso de unos recursos bastante escasos para generar esa atmósfera que señalábamos (¿qué haría un realizador de hoy sin la tecnología con la que cuenta?), además de que Taboada se le adelantaba a Darió Argento en eso de poner a “chicas modernas” y muy racionalistas como víctimas de fuerzas obscuras y sobrenaturales (Suspiria fue filmada hasta 1977, seguida de Inferno).
La escena a la que aludimos en el título pertenece a la primera muerte. La muerte de Aurora (Susana Dosamantes). Es una de mis favoritas y es una de las de mayor impacto. Esto se debe a dos cosas: 1. el personaje de Aurora es el mejor trabajado en el guión y el que manifiesta una complejidad que el resto de los personajes carece; en ella se aprecia, pues, una evolución que va de la seguridad y la altanería hasta la inestabilidad emocional provocada por el pánico. De aquí que el efecto de su muerte sea realmente fuerte. 2. La forma como Taboada resuelve tal escena es sorprendente, sorprendente digo por su sencillez y por su economía de recursos; casi de la nada y casi con nada el director logra establecer el ambiente apropiado para ese acontecimiento que no dejará lugar a dudas sobre la fuerza letal de ese fantasma vengando la muerte de su mascota, un gato, en efecto, más negro que la noche.
(Para ver la escena, aquí. La secuencia esta conformada por cuatro escenas; la segunda escena de esta secuencia es de la que hablamos)

(José Abril)

7 comments:

Duque Blanco said...

Excelente director y guionista. No recuerdo con exactitud la pelicula ya que fue hace mucho tiempo que la vi, pero si recuerdo haber tenido una grata impresion , tambien ocurrio lo mismo con "el libro de piedra" y "hasta el viento tiene miedo". La que nunca he visto es "veneno para las hadas", hay mucha gente que la nombra mucho e incluso la ponen como un peliculon, no se porque pero tengo la impresion de que no se acerca ni remotamente a los trabajos ya nombrados de Taboada.

Confieso que esta pelicula no esperaba verla en esta tu lista de escenas mas terrorificas, pero tampoco me desagrada.

Sam_Loomis said...

Confieso que no la he visto. Me llama la atención eso que dice sobre Taboada adelantándose a Argento en el aspecto de las chicas modernas vs. fuerzas sobrenaturales. Pues ésta me la busco pronto.

Saludos profe

el ojo en la cerradura said...

Duque blanco: Veneno para las hadas es una película muy buena y muy interesante sobre todo en la forma como Taboada resuelve las cosas, muy original para su tiempo (todo es visto desde un punto de vista exclusivamente infantil - las dos niñas protagonistas- y los adultos quedan prácticamente excluidos). Y no es que sea menos que sus anteriores cintas, pero sí la siento más como un estudio de personajes que como cinta de terror.
(aclaro: la lista no es propiamente de películas completas sino de ciertos momentos que me impresionaron en ciertas películas)

Sam Loomis: lo de Taboada adelantado a Argento lo decía medio en broma pero sin dejar de pensar que sea verdad, jejeje

Saludos!!!

La Fran said...
This comment has been removed by the author.
La Fran said...
This comment has been removed by the author.
La Fran said...

En Youtube, estan unas partes de "Veneno para las Hadas", estan un poco dispersas,cuestion de buscarlas detenidamente pero creo está completa la peli. La entrada está genial como adelanto eh.

Anonymous said...

Era bueno, tenía estilo, y sabia que el genero depende de la narrativa y la poesía. Pero esta pelicula me parecio mas comica que de terror, sobre todo por los sarcasmos del personaje de Claudia Islas que se robaron toda mi atancion y simpatia dejando todo lo demas en tercer plano.