Wednesday, September 23, 2009

Una breve / VI

Nuevamente la (no)dialéctica de lo que pudo ser y lo que es: Los bastardos (México, 2008), lo último de Amat Escalante, ese reflejo diminuto de Carlos Reygadas, pudo haber sido una interesante mirada a la violencia y sus mecanismos en la línea del mejor Gabriel Retes (La ciudad al desnudo / México,1988) o del primer Felipe Cazals (La manzana de la discordia /México, 1968) o incluso una concisa reflexión sobre las posibilidades de encuentro aunque irremediablemente saboteadas entre personajes emocionalmente a la deriva (por diferentes circunstancias: sociales, sentimentales), aparentemente irreconciliables, en un encierro medio involuntario; claro, todo ello en formato de un –muy buen- mediometraje. Pero afectado por el síndrome de testarudo ripsteniano que cree que lo suyo va de obra maestra con mayúsculas, de ejercicio de reinvención formal que pide a gritos el desconcierto cómplice y halagador o de esteta terrorista, prefiere insistir en la fórmula – que no estilo- que tantos adeptos ganó en el ámbito festivalero europeo hace unos años con la insufrible Sangre (México, 2005).

Por lo tanto, Los bastardos no fue, pero es una soporífera puesta en marcha de la contemplación vacua, una sangronada que parece aspirar a la aprobación del examen académico entorno a las –mal asimiladas- lecturas bressonianas de Notas sobre el cinematógrafo, un torpe desperdicio de una premisa si bien ya muy explotada aún con posibilidades dramáticas y narrativas, una pérdida de tiempo del espectador ante el tiempo que pierde la cámara en capturar el tiempo perdido de unos personajes-actores-modelos (seudobressonianos) que no pasan del “artificio” dramático de esa fiesta (es un decir) que se montan con el crack y el cunnilingus de hueva, una pieza dormida que estalla –literalmente- hasta el final porque no le queda de otra ante el hallazgo de su propia modorra.

¿Que ofrece una lectura diferente sobre la cuestión del inmigrante mexicano? ¿Y? No sólo de ocurrencias que se ufanan de su incorrección política se alimenta el cine.

(José Abril)

8 comments:

Paxton Hernandez said...

Whoa. La destrozaste de manera fenomenal. Qué bueno que no la ví.

:)

el ojo en la cerradura said...

Es que resultó una de esas películas que me ponen de mal humor. je

Chris Zitro said...

No se expresarme mucho en terminos de cine, pero me alegra que hayas destrozado esta pelicula jajaja

Nunca habia valorado tanto el tiempo perdido, pero despues de esta pelicula.

el ojo en la cerradura said...

Christian no te hagas el modesto, que sí sabes expresarte en términos cinematográficos. jeje
Saludos!

Benji said...

vi la peli hace un año y salí bien impresionado. la vi nuevamente esta semana y salí más (con todo y esxs planos escenas que me resultaron estérilmente largxs). a otros ha pasado algo semejante y a unos más todo lo contrario: vomitan pestes de la obra.

nada sobrenatural en el hecho, por supuesto, pero pregunto yo: ¿acaso un análisis no se convierte en otra cosa cuando se torna harto visceral?

si los hermanitos Escalante siguen a Reygadas, wácatelas! si la Jennifer Lynch se hace eco de su padre, wácatelas! si iniciando la cinta aparece a cuadro Brad Pitt o Julia Roberts, wácala de pollo y me salgo de la sala!!

bueno, nadie es perfecto... pero igual celebro las sesudas y a veces pretensiosas críticas de mi amigo y otrora mentor, José Alberto Abril Valdés.

Saludes!

David said...

YOU PULVERIZED THIS SHIT MAN!

Pregunta general a los virtualmente presentes:

No les pasa que quieren ver algo en español y cuando ya estan en pleno para verla se acuerdan de películas como esta y se deciden por el malinchismo bastardo? ejem...

Me vas a dar un madrazo, pero me da mexican curios ver Traspatio de Carrera. No las has checado?

Saludos.

Manuel said...

Oye, José, te paso este enlace de esta película que dizque asusta a los impresionables gringos:

http://www.paranormalactivity-movie.com/trailer.html

Saludos!

Taquero Narcosatánico said...

Genial critica. Digamos que concuerdo al 100 con lo que escribiste. Además, expresaste mejor lo que pensé de la cinta que yo mismo, jejeje.

Saludos.