Tuesday, October 20, 2009

Martirios


Una niña ha escapado de lo que uno supone – por su apariencia- ha sido una temporada en el infierno de la tortura física. Durante la secuencia de créditos presenciaremos su problemático y atormentado desenvolvimiento en un orfanato, mientras la policía investiga su misterioso caso. La niña alucina fantasmas de apariencia grotesca, establece amistad solidaria con una compañera. Elipsis: El personaje, ahora adolescente (extraordinaria Mylene Jampanoi) y con pinta de emo desaliñado irrumpe con escopeta bajo el brazo en una apacible casa de campo, habitada por lo que parece una armoniosa familia clasemediera, con intenciones no del todo positivas.

Tal vez peque de exagerado, pero pocas películas de terror de producción reciente han tenido un arranque tan explosivo y contundente como el que propone Pascal Lauvigier para su Mártires (Martyrs, Francia, 2008); y, hay que decirlo, no sólo esa contundencia e histeria narrativa y trepidante engancha; mucho del carácter ambiguo, extraño, incierto de las causas de unos acontecimientos tremendos e hiperviolentos contribuyen pues a que el espectador, atónito y sin tregua, contemplen ese despliegue audiovisual que expone la carnicería perpetrada por un frágil personaje del que apenas sabemos su nombre. El inicio de la película se acerca a la perfección gracias a un montaje de clarísimo origen eisensteiniano, de cortes rápido, ritmo analítico y un aprovechamiento de unos recursos por demás básicos ( informativa y elocuente secuencia de créditos iniciales para empatizar con el personaje infantil en transición a la adolescencia, planificación casi matemática en la intromisión al hogar familiar, histrionismo contagioso a la vez que desconcertante para un personaje difícil de clasificar entre la psicopatía sádica y la desesperación en el límite de lo conmovedor). Son esos primeros treinta minutos aproximados por sí solos una obra maestra. Y es todo, que no es mucho y a la vez frustrante. Porque después la película se va literalmente al carajo.

Al final de ese momento de perfección formal uno se pregunta el por qué de esas terribles y arrebatadoras acciones. Y Es precisamente aquí, cuando Lauvigier pretende responder a las obvias incógnitas del espectador, cuando los problemas empiezan -para la película como obra que se sabotea, que quede claro, que los de los personajes ya es otro asunto. Lo que empieza como bombardeo de adrenalina pura, de en apariencia incontrolable estallido de violencia, se estanca en unas larguísimas y reiterativas escenas expositivas de una torture movie de nula progresión dramática, de uniformidad argumental, de viciada monotonía que inevitablemente conducen al aburrimiento, como si la película y su autor creyeran ingenuamente que el aumento de hematomas marcara el increscendo narrativo.

Sin dar demasiadas pistas para no sabotear las sorpresas: Lauvigier prefiere sacrificar su enorme logro inicial para mal desarrollar un argumento pretencioso en torno al sufrimiento, al estado de trascendencia que le sucede y a la agonía ajena como vía para iluminar unos misterios que tanto incomodan a una obscura secta de evidente origen burgués como las que tanto atraían a Polanski. El título, pues, no es de a gratis.

Eso sí, por lo menos Lauvigier se superó a sí mismo: Mártires es mucho mejor que su película anterior, la muy mediocre y derivativa House of voices (perdón pero no recuerdo su título en español, Francia, 2004).

(José Abril)

8 comments:

Paxton Hernandez said...

Muy buena reseña. Ya se me bajaron las ganas de verla.

:P

¿Cómo la viste?

el ojo en la cerradura said...

Esta me la encontré en un BB en región 4. Con todo la película se deja ver, sobre todo por su primera parte que te deja sin aliento, por lo menos a mi me pareció.

Duque Blanco said...

De acuerdo, la primera parte impresiona y no permite que uno se distraiga; despues todo se pierde.

No se si esto sea un mal de todas las peliculas francesas que abordan de alguna u otra forma el horror, pero las pocas que he visto no han terminado por convencerme; tienen un buen arranque como el caso de "martyrs" o "a l'interieur", pero justo cuando alcanzan el climax, caen de una manera estrepitosa. Por ahi "frontiere", que fue una historia bastante conocida, muy en el estilo de todo lo que a salido ultimamente, un compendio de lugares y situaciones ya muy mencionadas en otras peliculas, que la verdad no me causa ninguna gracia.

Por ahi tengo en espera a "calvaire", "haute tension" y "un jeu d'enfants", haber que tal salen.

el ojo en la cerradura said...

A l'interieur aún me sigue gustando, a pesar de todo, pero Frontiere esa sí me sigue pareciendo una aglomeración de lugares comunes hecha con manual en mano.

David said...

Igual yo la recomiendo a Paxton. Que no te baje las ganas J.A. al igual que a personas que gusten del género.

Efectivamente, el impacto decae después de la golpiza #649758 del gorila contra la chica y el barullo filosófico del dolor estuvo de hueva.

Aunque hay ciertas imagenes que todavía no se borran de mi mente, je.

Saludos.

MACEDONIAENELESPACIO said...

Hola! Te saludamos desde filmin.

¿Nos conoces? No, una lástima. Nosotros sí disfrutamos con tu blog. Felicidades por él. Verás, te escribimos para comentarte una iniciativa revolucionaria que tenemos en filmin y para ver cómo podemos colaborar con vosotros.

¿La iniciativa? Este viernes estrenamos "Estigmas", la adaptación del cómic de culto de Lorenzo Mattotti y Claudio Piersanti, suerte de "Sin City" español. La película se presentó el pasado lunes en el Festival de Valladolid y la estrenamos este viernes de forma gratuita en www.filmin.es "Estigmas" la dirige Adán Aliaga y sus protagonistas son Manolo Martínez (el lanzador de peso medallista) y Marieta Orozco (ganadora del Goya por "Barrio"). La película se estrena en streaming de alta definición. Nos encantaría que la puedas disfrutar este viernes y desde luego si quieres podemos hacer algún tipo de intercambio y de información entre vosotros y nosotros. Te podemos regalar visionados gratuitos, entre otras cosas.

¿Lo hablamos? Es fácil, escríbenos a joan@filmin.es especificando en “Asunto” tu nombre de blog y te informaremos detalladamente.


Un saludo

víctorhugo said...

escribe ya, por las polainas de mi abuelo. ¿o quemaron los cines en hellmo?

Anonymous said...

sublingual viagra viagra free trial viagra jelly buying viagra online in britain cheap viagra overnight instructions for viagra use too much viagra viagra pill uk alternative viagra cheap viagra nz buy sublingual viagra online cheapest viagra viagra australia Buy Viagra Online No Prescription