Wednesday, April 23, 2008

Flash back 5



De cuando Woody se creía Ingmar


Ustedes no están para saberlo pero mi desesperación ha llegado al grado de querer contarlo: la institución para la que trabajo lleva casi un mes de huelga y la huelga no es por parte del sindicato al que pertenezco. Hace unas horas me acabo de enterar que el asunto va para largo. No lo dudo: nuestro gobernador es un imbécil reaccionario, nuestro rector otro imbécil con eterna y repelente goma de mascar en la boca que no sabe escuchar y sólo sabe responder incoherencias, y por prudencia y ética mejor no digo nada de la lidereza sindical que está en medio de todo este embrollo. La verdad: estoy harto.

Que el refugio podría ser el cine: ¡Ja! Con la anémica cartelera que tenemos aquí no creo que haya mucha salvación. Ya vi y re-vi lo que tenía que ver: la de PT Anderson que no me convenció del todo, la de los Coen que me ha gustado las tres veces que la he visto, la de Juno que a pesar de lo artificioso de su acabado no me desagrado del todo (ya se que se ha vuelto deporte internacional despotricar contra ella pero Juno es de los personajes adolescentes más sólidos que me he encontrado en el cine en los último años. De seguro, algunos de aquellos que la criticaron son los mismos que celebraron la antropología sermonera, hipermoralista pero cool de Larry Clark en Kids), XXY que fue mucho más de lo que yo esperaba (siempre hay que buscar las cosas grandes donde uno menos se las espera –y no es albur-), los dos refritos de horror oriental, Imágenes del más allá y Una llamada perdida, que son literalmente un horror, Casi divas que es una mierda como mierda es La misma luna…En fin.

Pero como el tiempo en estos tiempos de huelga sobra y el dinero no, no hay como rastrear en la videoteca personal para (re)encontrar, recuperar y por lo mismo reafirmar –puñeteramente, ni modo- la grandeza de una que otra película que uno resguarda, aunque la grandeza sólo sea una percepción muy subjetiva.

Anoche volví a ver Interiores (EU, 1978), una de las mejores películas, para servidor, de Woody Allen dentro de su muy basta e irregular filmografía. Obra maestra indiscutible, sorpresivamente minimalista como nunca lo había sido el autor en su etapa inicial.

Para confirmar su admiración por Ingmar Bergman y de paso demostrar que la comedia no era su único territorio, Allen ofreció en el 78 este intenso y contenido melodrama, que poco o mejor dicho nada tenía que ver con sus creaciones anteriores. Geraldine Page, admirable como siempre, da vida a una madre terrible y manipuladora, a la misma altura que la Ingrid Bergman de Sonata de otoño, vampira afectiva que se alimenta y fortalece de la miseria existencial de aquellos que forman parte de su núcleo y a los que el fracaso parece marcarlos. El cineasta, por su parte, desarrolla un obscuro y ominoso retrato de familia que poco a poco se desmorona y se descubre como un infierno doméstico de implacables silencios. Sabiendo los alcances estéticos de la austeridad, Allen registra de una manera fascinante, casi expresionista (la fotografía, extraordinaria) este recorrido por el crepúsculo familiar y nos demuestra de paso que aun en el estado agónico de este clan hay belleza y poesía.

(José Abril)

10 comments:

Miriam García said...

mmm. mejor ya escribe sobre lo que pasa en la universidad y la huelga, sobre la falta de interes de la uni y del gob en el cine, en la educacion, en la cultura, en los jovenes, ya empezaste...

seguro mandaras... a otro blog, bah!

interiores... me gusta, me gusta.

saludos.

La Fran said...

Me encanta!! cómo escribes cuando te encabronas jajaajaj

Anonymous said...

También podrías aprovechar para ver las películas de Luis Buñuel, tienen un gran contenido existencial a pesar del tiempo, vale la pena revisar sus significados, y las tendencias del exilio franquista por todo el orbe.

Sam_Loomis said...

Esta de Woody no la he visto. Pero ya requiere una película buena, porque lo último que ha sacado no me ha convencido del todo, "Match Point" si me gustó y mucho, pero no se me hizo tan Woody. La comedita esa con el Wolverine "Scoop" fue una cagada y "Cassandra's Dream" es un thrillercito equis. ¡¡Ya Woody ya!! A ver que onda con la nueva que trae con la estrellita del momento, Javier Bardem.

Saludos profe

| | |V4RoL| | | said...

Licenciado...



Un comentario en ignis en cuanto a Woody...y un comentario segma en cuanto a las huelgas...




El Ignis___Me caga el señorito Allen desde el momento que le gustan tanto sus hijas que se casa con ellas...pero bueno...lástima que eso no sirva para quitarle la cámara y el libreto...pero la existencia de esta movie...nunca la había tomado en cuenta...por gracia de su buen post...daré una treintava oporunidad al licenciado Allen...



El Segma____Que mal que afronte una lidia...que no todos acuerden en ella...sólo es triste el saber...que hasta en los lugares donde el díálogo es el principal exponente...se nuble por líderes ineptos sedientos de ambición...




Pero le recomiendo unos bimbuñuelos y una Coca-Cola...siempre pueden ser acompañados ...o sólos...pero le alegran el alma...le deseo buena vida...y buena noche...



¡Saludos!

el ojo en la cerradura said...

Miriam: ¡Qué sopresa! Qué dice Tijuana...Efectivamente, pásate a otro blog jejejeje

Fran: jajaja más que encabronado aburrido

Anónimo:Tal vez no me lo creas, pero ya las vi todas

Sam Loomis: La película con el Bardem, sospecho que nomás no

Saludos a todos

el ojo en la cerradura said...

(((v4rol)): Creo que subestimas un poco a Allen, dale otra oportunidad. Y lo de su vocación por enamorarse de sus hijas (adoptivas) pos es lo de menos, mientras siga haciendo buenas películas..Saludos!!

| | |V4RoL| | | said...

Esttá bien...sólo por que no me obvió de los comments...je je je je...

Anonymous said...

Maestro Abril, que opina usted acerca de la película DIAS DE OTOÑO con la desaparecida Pina Pellicer, y la fotografía de Gabriel Figueroa, además de una dirección muy bien realizada, me gustaría saber sus comentarios.

David said...

En lo personal, la mejor película del judío maniaco.