Thursday, April 03, 2008

La negra flor




La dalia negra (EU, 2007), el penúltimo largometraje – apenas estrenado aquí, en estos lados- del siempre -a pesar de todo y duélale a quien le duela- notable Brian de Palma, aborda un caso de nota roja largamente acariciado como proyecto por Hollywood y algunas veces discretamente aludido (Mulholland falls, Tamahori / L.A. Cofidential, Hanson, ambas de 1997): el atroz e irresuelto asesinato de Elizabeth Short, una pin-up girl de la década de los 40s apodada como el título mismo. Si bien dista de ser una obra maestra plenamente lograda, la película contiene una serie de aspectos que la redimen por mucho de esa ignominia a la que varios críticos han querido destinarla. Una obra tan imperfecta como fascinante, llena de trampas argumentales, diálogos a veces desternillantes, caprichosos cambios de tono y caídas de ritmo pero articulada también a través de una serie de aciertos que contribuyen a su brillo pese a todo.

Se trata, pues, de un barroco y rocambolesco thriller, como ya lo era Femme fatale (De Palma, 2005), de suprema estilización y de plena autoconciencia cínica que se solaza en lo tópico y codificado de su esencia (entre muchas otras cosas, es un mediocre detective el hilo conductor y el que da cuenta, voz en off claro está, del proceso de la invetigación del crimen), en lo recargado de su atmósfera de sulfuroso film noir envenenado casi autoparódico (arrebatos pasionales sobre el comedor o bajo la lluvia a lo El cartero llama dos veces, policías indignados ante el visionado de pornografía lésbica, delirante cena familiar con madre que estalla en histeria con harto sabor lynchiano) y en la absoluta ausencia de ingenuidad de un puñado de personajes-tipo maliciosos a rabiar, todos ellos de dudosa integridad y hasta sexualidad ambigua (la fuerte amistad entre los dos detectives desestabilizada por la infaltable rubia, y la infaltable, también, femme fatale sospechosa del crimen, ahora morena y medio lésbica, encarnada por una sorprendente Hilary Swank casi casi robándose la película).

Un thriller a lo Twin Peaks, donde la víctima y el misterio que la rodea es más un pretexto que el tema en sí. Un pretexto con el que poner en relieve la pudrición de un estado de cosas: el trasfondo oscuro de un Hollywood tan siniestro como las películas de la Universal, un sistema policial corrupto y coludido con el crimen porque el crimen, aunque el cine diga lo contrario, siempre paga, familias pudientes que forjan su poderío mediante estafas, engaños y doble moral.

Un thriller resuelto ingeniosamente mediante un entramado metatextual, bajo la lógica de un abismal juego del cine dentro del cine. Si el caso de Elizabeth Short ha adquirido una dimensión casi mitológica en la realidad, De palma parece querer respetar esa dimensión aun dentro de su ficción: La Dalia negra es pues una película donde las películas son epifanías y fascinación necrófila, descubrimiento y turbación. Es un film silente el que permite el hallazgo un tanto descabellado, como filmes son también nuestros únicos puntos de contacto, más cercano a lo morboso, con la presencia de esa bella víctima que tristemente ha trascendido en el tiempo.

(José Abril)

5 comments:

Duque Blanco said...

¿Por que De Palma fue maltratado con esta pelicula? es mas hasta llegue a leer algo asi como que era mejor que se retirara a tiempo en ves de seguir sacando basura.

La verdad yo no la eh visto pero desde que salio en el 2006 la espero con muchas ganas.

Paxton Hernandez said...

Es magistral. Magnífica reseña. No entiendo el desprecio de la que ha sido objeto esta película.

Coria dijo que irritaba porque era vanguardia y pintaba a Hollywood como símbolo de decadencia y podredumbre. Cuánta razón.

Sam_Loomis said...

Igual digo que me había hecho una mala imagen de esta película al leer que De Palma "ya no estaba en el juego" y que su "decaída era inevitable" después de este filme. A mí me gustó mucho, tiene una ambientación sórdida que me encantó.

Saludos profe

el ojo en la cerradura said...

Duque blanco: Los críticos a veces suelen exagerar, generalmente nunca me creo del todo lo que se dice en torno a algo o alguien (dice un humilde aspirante a crítico Ja!)

Paxton: Sí, leí la crítica del Coria que me gustó mucho por cierto. Y tiene razón

Sam: Pues De Palma es De Palma, y hasta su más reciente Redacted se me antoja harto aunque se diga que es un acercamiento muy sensacionalista al asunto de EU-Irak.

¡¡Saludos!!

Taquero Narcosatánico said...

A los críticos les molesta que De Palma se burle de Hoollywood y al mismo tiempo le rinda tributo. Es algo que no alcanzan a comprender.

A mi me gustó mucho, triunfa precisamente en no ser una obra maestra como las plantea los estándares de Hoolywood.

Muy buena crítica.